Caso de éxito afectada recuperada de TOC Amor Relacional

testimonio ROCD TOC Amor Psicologo Alejandro Ibarra

Testimonio de afectada recuperada de de TOC Amor Relacional

Llevaba años arrastrando el TOC, casi sin ser consciente de qué era exactamente, de dónde venían todas mis dudas…hasta que buscando en Internet mientras compulsionaba encontré el nombre de Alejandro Ibarra.

A pesar de que siempre había tenido ese tipo de personalidad, todo explotó bajo el estrés de los estudios: dudas sobre mi relación, miedo a hacerme daño a mi misma o a los demás, sobre mi destino en la vida en general…era una ansiedad y angustia tal que dejé de hacer aquellas cosas que me hacían feliz.

El psicólogo no me ayudó sino que acrecentó mis dudas sobre mi pareja y el camino que había elegido en la vida, las pastillas me ayudaron a mejorar y a sobreponerme a esa época pero no se solucionó la raíz del problema; no entendía que me había pasado y el miedo a empeorar de nuevo seguía ahí.

A lo largo de los años el TOC siguió siendo mi compañero, más o menos activo según los pasos que diera en la vida, sin dejarme disfrutar totalmente, y me resigné a vivir con ese problema que sabía que tenía pero no terminaba de encasillar ni entender..

Finalmente, el año pasado, a raíz de dar un gran paso en mi relación de pareja comenzaron las dudas insaciables de nuevo; pensé con miedo: “Ya está aquí otra vez”. El TOC de amor relacional y más secundariamente el TOC de homosexualidad volvieron a cobrar fuerza, compulsionaba a cada momento tanto mentalmente como pasándome horas en internet buscando artículos que aliviasen mi ansiedad, pero todo iba a peor…tuve que disminuir el número de horas que veía a mi pareja para que no me invadiesen constantemente los pensamientos y no me veía capaz de continuar y disfrutar los proyectos que teníamos…

En uno de esos días enganchada a Internet e investigando sobre lo que podía tener encontré esta consulta y la EPR y esto me dio un poco de esperanza.

Comencé las sesiones con Irene y desde el inicio confié; aunque en las primeras EPR la ansiedad era muy alta comencé a mejorar rápido, había semanas mejores y semanas peores pero estaba mejorando y yo me lo notaba y eso me daba fuerzas para seguir con las sesiones.

Al tiempo continué con María y finalmente con Miriam; muchas gracias a las 3 por guiarme en el camino.

Los pensamientos negativos casi han desparecido y si aparecen tengo herramientas para manejarlos, por fin puedo decir que vivo plena y feliz.

Solo me arrepiento de no haber buscado ayuda especializada antes, todo por desconocimiento..

Gracias a los profesionales que os dedicáis a esto y mucho ánimo a los que estéis empezando, todo va a ir a mejor si trabajáis duro!

Comparte con quien quieras:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
PSINCO ALEJANDRO IBARRA- casos de éxito

¿TE SIENTES INDENTIFICADO?

ESTAMOS AQUÍ PARA AYUDARTE

descarga nuestra app