Testimonio de afectada recuperada de TOC Puro desde Canadá

Testimonio de afectada recuperada de TOC Puro con terapia online desde Canadá

La EPR salvó mi vida.
Al principio dudaba de la terapia, me parecía muy dura y contradictoria, no entendía como sentarte a pensar en lo que no quieres pensar te ayudaría a dejar de pensar en eso.
Tengo toc puro que se ha manifestado desde que soy una niña en diferentes brotes y versiones, fui diagnosticada apenas en el 2021, trate muchas cosas desde volcarme sobre la religión, cursos, terapias, etc hasta que me tope con un video del Psic. Alejandro Ibarra y decidÍ mandarle un email.
Al principio fue muy duro y difícil enfrentarme a lo que tanto temía pensar, incluso lo consulte con mi psicóloga del momento y ella me alentÓ a seguir adelante con la EPR.
No fue nada fácil, comencé mi terapia con Mariela, ella fue dura conmigo y estricta.Muchas veces quise dejar la terapia pero algo me hizo seguir adelante. De entrada, a pesar de ser dura conmigo, fue el único lugar donde nunca me sentí juzgada, ella no se asustaba por mis obsesiones y me veia como realmente yo era y no a través de mis miedos y obsesiones como otras personas me llegaron a hacer sentir.Ella era completamente objetiva y practica y no se daba por vencida conmigo ni se cansaba, eso me daba aliento.
Como mencioné sufrir de toc puro, la ultima vez fue tan difícil el brote digamos, que pensé que no había salida, ya no quería seguir adelante y llegue a pensar que el resto de mi vida seria así y que nunca iba a poder ser feliz otra vez, disfrutar mi vida, mi hijo, mi familia. Mariela llego a mi vida cuando pense que mi hijo y mi esposo estarían mejor sin mi y que preferia ya no vivir mas a seguir sufriendo de esa manera por el miedo y la obsesión, los impulsos y las compulsiones. Vivia en un circulo vicioso que parecia el mismo infierno, no era ya vida para mi.
No fue de un dia para otro mi recuperación, tomo meses , incluso 2 años pero finalmente vencí el miedo. Mariela me ayudo a aprender y re programar mi mente, a perderle el miedo a las obsesiones, a los pensamientos, a las sensaciones y a los impulsos. Me dio herramientas que día a dia aun utilizo cuando me llega un pensamiento intrusivo o aun una sensación incomoda.
No que ya lo haya vencido ya, pero recupere mi vida, volví a trabajar, a salir, hacer amigos, salir a divertirme, viajar o incluso hacer cosas tan básicas como salir de mi casa o bañar y dormir a mi hijo sin un ataque de pánico lo cual nunca pensé que iba a poder lograr.
Soy feliz otra vez gracias a esta terapia y también a mi propio esfuerzo y medicamentos adecuados. No quiere decir que ya no tengo dias malos, que no siento miedo, o que no tengo ya pensamientos o sensaciones que me asustan.

Pero ahora tengo las herramientas para enfrentarlos, gracias a Psinco Alejandro Ibarra, a Mariela y a la EPR


Comparte con quien quieras:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
DSC_6324

¿TE SIENTES INDENTIFICADO?

ESTAMOS AQUÍ PARA AYUDARTE

descarga nuestra app