Testimonio de afectado recuperado de TOC de Contaminación y TOC de Pederastia

testimonio toc contaminacion psicologo alejandro ibarra

Testimonio de recuperación de TOC Semana Internacional de Concienciación del TOC

¡Hola! Encantado, me llamo Carlos, tengo 19 años y soy uno de los pacientes del equipo del Psicólogo Alejandro Ibarra.

En primer lugar decir que dar el paso de acudir a este equipo de psicólogos ha sido la decisión más importante de mi vida hasta ahora.

Gracias a mi tita y a madre, pudimos contactar con Alejandro Ibarra, quien nos dio a conocer la consulta de Trinidad justo antes de darme por vencido, pues mi camino en la búsqueda de la recuperación fue largo y difícil…

Acudí a numeros@s psicólog@s, y ninguno supo tratarme de la forma adecuada, sí es verdad que sorprendentemente uno descubrió que padecía Trastorno Obsesivo Compulsivo, pero como el resto, aplicaba terapias y me daba consejos que (sintiéndolo mucho) no sirven de nada contra este complejo trastorno.

Por primera vez en mucho tiempo he notado mejoría gracias a la efectividad que nos proporciona, a los pacientes de TOC, la Terapia de Exposición con Prevención de Respuesta.

Tras empezar con la terapia, poco a poco, y con esfuerzo, un camino de esperanza empezó a cimentarse bajo mis pies, es por esto que a día de hoy puedo aseguraros con una sonrisa a todos los que sufrís este trastorno que ¡¡¡DE ESTO SE SALE!!! 100% ASEGURADO, con nuestro esfuerzo y la ayuda de tan excelente equipo de psicólogas de Alejandro Ibarra como para mí es Trini, a la que siempre le estaré enormemente agradecido por hacer de su trabajo su pasión y ayudar a tantos jóvenes como yo.

También me gustaría decir que es tarea de tod@s hacer que el TOC pierda la invisibilidad que le caracteriza, pues es realmente preocupante que a pesar de ser un trastorno tan extendido entre la población aún se desconozcan sus causas y sus métodos para erradicarlo.

Sin ir más lejos, yo lo padezco (aproximadamente) desde que tengo siete años de edad, cuando mi situación familiar empezó a complicarse, mis padres se separaron y la vida empezó a ser más difícil para mí.

A partir de ese momento me surgieron sofocantes obsesiones relacionadas con el orden y la contaminación, me lavaba las manos cientos de veces todos los días y ordenaba mi cuarto meticulosamente siempre con el miedo de que alguien alterase el orden de los objetos o pudiera ensuciarlos.

Por ese entonces yo era muy joven y realizaba numerosas compulsiones a diario, sin saber el malestar que aquello iba a desencadenar en el futuro, sólo hasta hace apenas un año descubrí el trastorno que padezco y me di cuenta en el espiral de pensamientos y compulsiones en el que me había hundido…

El paso de los años había sido doloroso y hubo numerosas etapas especialmente duras como mis años en Bachillerato, años en los me abordaban todo tipo de pensamientos, mi TOC de contaminación no me daba ninguna tregua y había desarrollado otros tipos de TOC, que también me surgieron en el pasado, como el TOC puro de pedrastia

Mis días se resumían en sufrimiento y siempre pensaba que iba a hacerle daño a los demás o incluso a niños pequeños que veía por la calle, actualmente también me pasa pero he aprendido a controlar el malestar y a superarlo poco a poco. Además era especialmente difícil llevar a cabo mi rutina, el TOC era tan incapacitante que me impedía llevar al día mis estudios, realizar tareas de la vida diaria, hacer exámenes o incluso usar el ordenador y disfrutar de mis momentos de ocio y de las escapadas con mis amigos…

A todo esto se le sumaba el estrés propio del curso y las exigencias de los profesores y todo se condensó en una explosión de pensamientos negativos y ansiedad que me hacían creer que un día de estos la cabeza me iba a estallar en mil pedazos.

Imágenes muy desagradables relacionadas con todo tipo de atrocidades abordaban mi mente día tras día incapacitándome e impidiéndome llevar a cabo mi vida, es por esto que tuve que abandonar todos mis estudios y cursos extraescolares además de provocarme una gran desmoralización que me hizo perder toda ilusión por seguir con vida.

Fue justo en ese momento en el que decidí darme por vencido hasta que mi madre y mi tita encontraron la consulta del Psicólogo Alejandro Ibarra y arrojaron sobre mí un destello de esperanza.

A día de hoy gracias al apoyo de mi madre, mi padre, toda mi familia, mis amigos, mi profesora y sobre todo de mi increíble psicóloga he conseguido aprobar bachillerato y encauzar mi vida de nuevo, es por esto que os pido a todos los que leáis este testimonio que no os deis por vencidos y que le hagáis saber a todo el mundo que el TOC es real, existe y que muchos los padecemos pero que hay salida y que gracias a nuestr@s psicolog@s y la terapia de EPR la recuperación es posible.

Jamás os rindáis chic@s, pues vosotr@s sois mucho más fuertes que todos aquellos pensamientos que dentro de poco solo vivirán en el olvido. ¡Un abrazo muy fuerte! Hasta pronto y ánimo. Fightiiiing

Comparte con quien quieras:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
PSINCO ALEJANDRO IBARRA- casos de éxito

¿TE SIENTES INDENTIFICADO?

ESTAMOS AQUÍ PARA AYUDARTE

descarga nuestra app